Hace unos días, escribiendo un post para nuestro blog, se me ocurrió un título que me pareció de lo más original. Estaba contenta con él hasta que lo consulté en Google. Y sí, amigos, había tantas entradas con el mismo título como mujeres llamadas María puede haber en España.

Quizás soy un poco exagerada pero lo que me ocurrió simplemente me demostró que no apliqué la inteligencia competitiva, es decir, creí que estaba sola en el amplio mercado del Marketing Digital y que nadie más habría tratado el tema desde mi perspectiva. Pero, como os cuento, no fue así.

No obstante, no considerar a la competencia es un error que se suele cometer a menudo aunque no lo parezca. Y a ésta no solo la tenemos que tener presente porque trabajemos en el mismo sector, sino que nos puede aportar información muy enriquecedora que detallaremos más adelante. Este estudio de la competencia siempre ha existido sirviéndonos para ello de distintas herramientas, algunas más ortodoxas que otras, para conseguir información muy apreciada por las empresas, por ejemplo, sobre los clientes que recibe la competencia, sus proveedores o en qué medios se anunciaban. Pero con la irrupción del Marketing Digital esta labor se ha vuelto fundamental, aunque aparentemente más sencilla y exhaustiva. Y es que la gran cantidad de herramientas y programas de monitorización existentes hoy en día nos permite ser cada vez más inteligentes desde el punto de vista competitivo.

Así, haciendo uso de ellas.

¿Qué podemos monitorizar?

 

Monitorizaremos datos relevantes tales como:

  • El tráfico que recibe la web.
  • El posicionamiento.
  • Acciones que se llevan a cabo de forma orgánica, es decir, sin inversión (estrategia).
  • Acciones que se llevan a cabo mediante pago: anuncios, promoción de contenido en redes, SEM.
  • Cómo es la comunidad en redes sociales y qué relación se mantiene con ella (engagement).
  • Sobre qué contenido se habla en la web o blog y con qué frecuencia se publica.
  • Qué palabras clave se suelen usar para posicionarnos.
  • Con qué frecuencia se lanzan ofertas online.
  • Cómo se comportan los clientes cuando acceden a nuestra web.

Todas estas métricas es recomendable llevarlas a cabo no solo con la competencia sino también con nuestras acciones, puesto que podremos realizar comparaciones y extraer información de interés.

Analizarnos y analizar a la competencia nos ayudará a encontrar nichos de mercado y nuevas oportunidades, anticiparnos a sus movimientos, nos aportará ideas para poner en marcha, nos ayudará a definir nuestros KPI´s e incluso saber qué carencias en el ámbito digital poseemos o tienen nuestros competidores. Y es que no tener presencia en Internet, por mínima que sea, puede considerarse a estas alturas una importante diferencia con respecto a la competencia que nos puede favorecer muy positivamente.

Con lo que os hemos contado hasta el momento, solo nos quedaría saber cómo obtener toda esa información que hemos definido. Si queremos conocer la de la competencia existen varias herramientas, algunas destinadas a saber las visitas que recibe su web, que os contamos en el post ‘Visitas a la web de la competencia’. Entre estas herramientas se encuentran Alexa, que nos dará información sobre la posición que guarda la web en el ranking mundial o Rank in Spain, centrado más en la posición a nivel español.

 

Otra información de interés sobre la competencia son las palabras clave que suele utilizar, cuestión que podemos resolver con SEMRUSH.

Si por el contrario la información que queremos conseguir es la de nuestra web, indudablemente debemos recurrir a Google Analytics, como te contamos en el post ‘¿Cómo saber si visitan mi web? que nos ofrecerá una completa semblanza de algunos de estos datos, como las visitas que recibe la web, el comportamiento del cliente cuando navega por ella o el dispositivo más usado para visitar nuestra web, entre otras.

Dada la facilidad para darse a conocer que ofrece Internet y las posibilidades que ha abierto al Marketing, las redes sociales también facilitan el camino para favorecer esa inteligencia competitiva. En el caso de Facebook, la red social permite comparar el rendimiento de nuestra página de Facebook con otras páginas similares que determinemos mostrándonos estadísticas de las mismas, que hacen referencia al total de “me gustas” que posee y el incremento o descenso que ha tenido durante la semana, el número de publicaciones semanales y las interacciones recibidas. Además, establece un ranking entre las páginas.

Como veis, todo puede ser susceptible de ser considerado inteligencia competitiva, pero lo más importante es trabajarla en positivo para obtener buenos resultados.

¿Conocías el término ‘inteligencia competitiva’? ¿pones en práctica algunas de las acciones que hemos señalado? ¿conoces tu situación con respecto a la competencia?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Marketing de Contenido
Email Marketing
Anabel Mora
Social Media en inventtatte
Profesional de la comunicación institucional y corporativa. Lo que no se cuenta, no existe.
Anabel Mora on Linkedin
Shares
Share This