En un post anterior comentábamos la existencia de CMS’s en el mercado que nos facilitan el desarrollo de webs, por ejemplo de una eCommerce o  Tienda Virtual. Hoy queremos acercaros los conceptos básicos de un CMS de eCommerce para que al entrar en una tienda online podáis identificar estos conceptos y veáis la tienda con otros ojos, desde una perspectiva más analítica. ¡Empecemos por el Catálogo de Productos!

Catálogo de Productos

El catálogo de productos de una eCommerce es el núcleo principal y tenemos que cuidarlo, actualizarlo y evolucionarlo para que sea atractivo y se facilite el acceso al producto para la compra. ¿Qué conceptos son los que forman un catálogo?

Categorías y subcategorías

La categoría es la que nos va a permitir clasificar los productos de mi tienda por temática o tipo de producto. Gracias a las categorías se puede formar una estructura jerárquica en árbol que determinará la navegación. Un producto puede estar en varias categorías y podemos definir tantas categorías como queramos.

Ejemplos:

  • Para una tienda de ropa tendríamos: Mujer, Hombre, Niña, Niño,… También podríamos definir categorías por línea de ropa (vestidos, pantalones, camisas,…) o por temporada (primavera, verano, otoño e invierno).
  • Para una tienda de servicios de ocio las categorías podrían ser: Playa, Montaña, Ciudad, Hotel, etc.

Producto

El producto es lo que quieres vender en tu tienda online, puede ser un bien tangible (ropa, muebles, electrónica,…) o un bien intangible (programa informático, servicios de ocio,…). La descripción del producto es muy importante ya que es sobre la que el usuario va a decidir hacer la compra o no.

Presentar un producto en la tienda no es sólo subir una imagen, un poco de texto y un precio, es bastante más que eso. Te mostramos algunos de los elementos que describen un producto:

  • Descripción: es la descripción textual del producto y es en la que nos interesa especificar las palabras claves.
  • Precio: es el coste del producto para el cliente aunque un mismo producto puede tener distintos precios según pertenezca a un grupos de usuario determinado, por ejemplo, para mayoristas el precio será menor que para un cliente final. En el precio podremos configurar los impuestos que aplican al producto, al país,… o bien especificarlo cuando se consulte la cesta de la compra.
  • Imágenes del producto: la imagen incita a los clientes a comprar productos y es recomendable que tenga diferentes vistas para un mismo producto y que sean distintas según las combinaciones del producto. No es lo mismo una camiseta roja de una talla pequeña, que una camiseta negra de talla extragrande.
  • Atributos y combinaciones: tenemos que definir los atributos y valores del catálogo de productos. Algunos ejemplos de un atributo (valores) son: talla (S, M, L, XL) o color (Verde, Azul). Para cada producto se establecen los atributos y valores de atributos, por ejemplo: un pantalón rojo sólo puede ser de talla M y un pantalón azul puede ser de talla L y XL. Cada combinación de un producto puede tener un Stock (existencia), un precio propio e incluso sus propias imágenes.
  • Características: este concepto representa las características físicas del producto. Por ejemplo: alto, ancho, peso,… son muy útiles para elaborar el envío y organizar el transporte. Por ejemplo, hay transportistas que no admiten productos de grandes dimensiones.
  • Stock (existencias): en el catálogo se define para cada producto el Stock disponible para evitar situaciones de tener un pedido que no podamos cumplir.
  • Asociaciones: nos permite relacionar productos entre sí. Tenemos asociaciones creadas mediante categorías, de forma que esos productos están asociados por la temática o el tipo de producto. Y tenemos asociaciones directas en las que podemos relacionar directamente productos, algo muy útil para asociar, por ejemplo, un vestido con complementos a juego (zapatos, bolsos,…).
  • Transportista: sobre el producto podemos fijar quién es el encargado de realizar el envío físico, podemos dejar un transportista por defecto o asignar un transportista determinado para los productos frágiles o de gran valor o de grandes dimensiones.
  • Fabricantes: el concepto de fabricante es el que determina la marca. Introduciendo esta información, los clientes pueden tener un acceso rápido al conjunto de productos de una marca. Ejemplo: Channel, Dior, Prada,…
  • Proveedor: suele ser una información privada para el administrador de la tienda, pero en algunos casos puede ser interesante mostrarla al público, como por ejemplo, si el producto es una cena en un restaurante y la información del proveedor es el mapa del sitio, teléfono para hacer la reserva, etc.

Cuanta más información aportas a cada producto mayores posibilidades ofreces al usuario de encontrar este producto dentro de tu catálogo, así como facilitar la búsqueda del producto por dimensiones, precio, atributos o marca.

No solemos poner deberes en nuestros posts, pero en este te proponemos que accedas a una tienda online para comprobar todo lo aprendido.

¿Puedes identificar estos conceptos cuando navegas por el catálogo? ¿Puedes detectar una ficha de un producto incompleta conociendo todas las posibilidades que hay?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Diseño Web Tienda Online
Aplicaciones Móviles
Elena Gordillo Polo
Responsable Analítica Web en inventtatte
Project Manager, PMP, Consultora TI – Marketing Online e Ingeniera de Telecomunicación.
Elena Gordillo Polo on GoogleElena Gordillo Polo on LinkedinElena Gordillo Polo on Twitter