Existen todo tipo de webs en Internet, unas con un diseño más bonito y actual que otras, pero como siempre decimos, para gustos los colores. Lo que no es cuestión de gustos, es que una web se tiene que visualizar bien independientemente del dispositivo desde donde accedamos, es decir, que la web tenga un diseño web responsive. De hecho desde 2015, Google empezó a penalizar toda web que no tenga un diseño web responsive.

 

Web-Responsiva-Sobremesa

Visualización de una web responsiva desde un ordenador de sobremesa.

 

¿Qué suele ocurrir cuando desde nuestro móvil entramos en una web, donde hay que hacer zoom para leer la letra minúscula que tiene? Normalmente, nos salimos de esa web y buscamos otra. ¿Por qué? Pues tan sencillo como que hay muchas webs ofreciendo lo mismo y sabemos que si una nos pone las cosas difíciles, encontraremos otra que nos las facilite.

 

Cada vez existe más tráfico online desde dispositivos móviles, por lo que no parece ninguna tontería que nuestra web se adapte al dispositivo desde donde la visualizan, sin importar que sea un smartphone o un portátil, y ofrezca una experiencia satisfactoria a nuestro visitante ofreciendo una web nítida donde no tenga la necesidad de hacer zoom y perderse.

Un diseño web responsive en una web significa que se va a visualizar perfectamente desde cualquier dispositivo independientemente de las dimensiones de la pantalla, es decir, la visualización se adaptada al dispositivo desde el que se ve la web ya sea un smartphone, una tablet, un portátil, un ordenador de sobremesa, …

 

Web-Responsiva-Movil

Visualización de una web responsiva desde un Smartphone

 

Además, desde los dispositivos móviles, la web se adapta a la visualización horizontal o vertical de la misma, ofreciendo al usuario dos opciones para que elija la que más le interese.

 

Web-Responsiva-Movil-Apaisado

Visualización de una web responsiva desde un Smartphone en horizontal

 

La misma web vista desde una tablet, al tener más espacio donde ofrecer información aparecen de forma automática imágenes que en la versión móvil no aparecen para ahorrar espacio y que sólo aparezca lo realmente necesario.

 

Web-Responsiva-Tablet

Visualización de una web responsiva desde una tablet

 

Muchas veces no somos conscientes de lo importante que puede llegar a ser que nuestra web tenga una diseño web responsive, pero con un ejemplo sencillo se ve muy fácilmente. Si gastamos dinero y tiempo en publicidad tradicional, publicidad online, Email Marketing, anuncios con Google Adwords, … y el usuario va a una web donde no puede ver cómodamente ese contenido, hemos perdido el dinero invertido en darnos a conocer.

Existen herramientas de analítica web que nos ayudan a saber la cantidad de tráfico online que llega a tu web desde dispositivos móviles, seguro que te sorprenden los resultados. Por ejemplo, en nuestra web, el 40% de las visitas se realizan desde dispositivos móviles, realmente no es un dato como para dejar en el olvido, sobre todo si pensamos que esa visita que ha llegado a nuestra web y se ha ido, podría haberse convertido en cliente. No debemos tener dudas al respecto, pide que adapten tu web con un diseño web responsive o bien, si tu web necesita un cambio de look total, pide directamente que te desarrollen una web responsive.

¿Sabías que el diseño web responsive era tan importante para tu negocio? ¿Tu web es tiene un diseño web responsive? ¿Qué porcentaje de tráfico online tienes desde dispositivos móviles?

El cierre del proyecto es uno de los puntos más críticos en la gestión de proyectos. Similar en importancia al hito del lanzamiento del proyecto, es el hito para terminar un proyecto formalmente.

¿Cómo podemos hacer un buen cierre del proyecto?

Durante el cierre del proyecto tenemos que realizar las siguientes tareas:

  • obtener la aceptación final de nuestro producto por parte del cliente, algo que nos facilita generalmente cobrar la última factura del presupuesto.
  • analizar económicamente el resultado del proyecto, comprobar si los recursos que planificamos al inicio son los mismos que los recursos consumidos.
  • valorar las tareas realizadas, con el objetivo de identificar si hemos tenido desviaciones del plan inicial y las causas de las mismas.
  • recopilar toda la información y la experiencia adquirida durante la ejecución para aprovecharla en los próximos proyectos, esta información se puede plasmar en un documento de lecciones aprendidas, independientemente de si el proyecto ha sido un éxito o un fracaso.
  • obtener información sobre el nivel de satisfacción de los interesados (cliente, equipo de trabajo, proveedores, etc.).

El cierre de proyecto requiere que pienses en todo el proyecto, desde el inicio hasta el cierre, y valores realmente cómo ha ido. Y sólo podrás valorar cómo ha ido midiendo los aspectos económicos, el grado de satisfacción del cliente, las metas empresariales conseguidas, etc.

El hito de cierre de proyecto se tiene que apoyar en una documentación formal que indica la terminación del mismo, éste es el documento de Cierre del Proyecto

¿Cómo elaboramos el documento Cierre del Proyecto?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el documento Cierre del Proyecto es una herramienta necesaria en la que nos apoyamos para el cierre formal del proyecto, es un entregable que se debe de especificarse en el plan de proyecto y tiene que ser útil para poder realizar las tareas especificadas en el punto anterior.

En este post os vamos a proponer una estructura de documento Cierre del Proyecto que en el que vais a especificar la situación del proyecto a su entrega, las actividades más importantes realizadas así como sus desviaciones y lecciones aprendidas.

Para su elaboración podemos partir de toda la información generada durante el proyecto, desde el plan de proyecto que elaboramos al inicio hasta los distintos entregables e informes de seguimiento durante la ejecución.

La estructura del documento Cierre del Proyecto de cuatro puntos que os proponemos es la siguiente:

1. SITUACIÓN DE LOS TRABAJOS

  • Resumen de Actividades. Indicar los principales hitos y actividades realizados.
  • Desviaciones. Indicar si han existido desviaciones y  las causas de las mismas.
  • Plan de Trabajo Definitivo. Incluir una planificación actualizada del proyecto.
  • Resultado económico, si se han obtenido beneficios o pérdidas.

2. PRINCIPALES ACTUACIONES DEL PROYECTO

  • Actividades Realizadas. Indicar las tareas realizadas en el periodo, indicando personal involucrado, nº de horas incurridas, etc.
  • Productos Generados. Indicar los productos generados, documentos, software, etc.
  • Reuniones Mantenidas. Indicar las principales reuniones mantenidas (fecha, motivo, asistentes, principales acuerdos…).
  • Otras Actuaciones e Incidencias de Interés. Indicar aquellas otras actuaciones, incidencias… que se consideren de interés (cambios en el equipo de trabajo, cambios de interlocutores, nuevas oportunidades de negocio generadas en el proyecto,etc.).

3.ACEPTACIÓN

El jefe de proyecto tendrá que revisar la información de todas las fases del proyecto para asegurarse de que están finalizadas y validar con el cliente que los criterios de finalización establecidos al inicio del proyecto se encuentran cubiertos. En definitiva, que el cliente apruebe o acepte que los trabajos están finalizados.

4.LECCIONES APRENDIDAS

Indicar lo que se ha sacado en claro del proyecto, tanto desde el punto de vista de las desviaciones producidas como del trabajo bien hecho. Describir cómo se han desarrollado las relaciones del Cliente con nosotros a lo largo del proyecto.

El objetivo es que no se cometan los mismos errores en otros proyectos de características similares y que se apliquen las medidas que hayan beneficiado la marcha del mismo.

Es importante también recopilar la apreciación del grado de satisfacción de las personas y entidades colaboradoras que han participado en el proyecto.

El cierre del proyecto es un hito muy importante que no debemos gestionar a la ligera, en él el cliente aprueba el trabajo realizado y es consciente de que su cierre formal significa “no vamos a trabajar más en él”. Lo que nos evita el “goteo” constante de peticiones al final del proyecto que nunca se acabarían si no hiciéramos un cierre formal.

Esto nos facilita el hecho de que si el cliente quiere seguir trabajando con nosotros en una ampliación del proyecto, una vez se haya realizado el cierre formal del actual, lo podemos hacer abriendo otro proyecto con un alcance, cronograma y presupuestos nuevos.

¿Cierras tus proyectos formalmente? ¿Consideras que te puede ayudar para evitar el continuo goteo de peticiones una vez que has entregado el producto? ¿Necesitas ayuda para cerrar tus proyectos?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Marketing de Contenido
Diseño Web Corporativa
Elena Gordillo Polo
Responsable Analítica Web en inventtatte
Project Manager, PMP, Consultora TI – Marketing Online e Ingeniera de Telecomunicación.
Elena Gordillo Polo on GoogleElena Gordillo Polo on LinkedinElena Gordillo Polo on Twitter