Es cierto que los CMS [Content Management System – Sistema de Gestión de Contenidos] que hay actualmente en el mercado han acercado el desarrollo web a usuarios menos técnicos y no profesionales, pero es más cierto aún que si estos cms caen en manos poco experimentadas el resultado final será una web no profesional que está intentando ofrecer tus servicios de calidad. ¿Quién no ha oído comentar “La web me la hace mi primo”, o “Eso de hacer una Web es muy fácil, lo puede hacer cualquiera”?.

Un CMS es por lo general una aplicación web que tiene dos partes:

  • Backend: es la aplicación de administración para gestionar los contenidos (crear un contenido, editarlo, publicarlo, categorizarlo, etc…) y para gestionar el portal o página web (crear la navegación del sitio, configurar las páginas especificando las funcionalidades que tendrá como presentar la actividad de las redes sociales, mostrar un formulario de contacto, incluir una galería de imágenes, etc.).
  • Frontend: es la web o el portal en sí, es decir, el sitio donde se muestran todos los contenidos que has gestionado con el bakend, es el que tiene que tener el diseño responsive, sobre el que tenemos que medir el posicionamiento SEO, etc. Ahora mismo este post lo estas leyendo en el frontend de Inventtatte.

Hace unos años los cms sólo eran backend y el frontend se tenía que desarrollar a parte e integrarse con ellos. Actualmente el cms ha evolucionado a un cms/portal, de forma que ya se integran ambas partes haciendo todo mucho más ágil.

Hay que tener en cuenta varias cosas importantes antes de instalar un CMS y empezar a construir la web:

1. Especificar los objetivos y recopilar los requisitos de la web. Lo primero que vamos a comentar es cómo no hay que hacerlo, ya que no se tiene que dejar esta tarea en exclusiva al cliente y decirle “dime qué quieres” y esperar a que te cuente lo que quiere. Se le tiene que ayudar a identificar lo que necesita, haciendo preguntas determinadas, presentando distintas opciones y tendencias que hay en la actualidad, tenemos que entender su negocio. Es una acción proactiva y no reactiva.

2. Elegir el cms que mejor cubra los objetivos y requisitos. ¿Y cómo sabemos cuál es el mejor? 

  • Tenemos que conocer los cms que hay en el mercado. Si conocemos bien un producto podremos explotar sus capacidades mejor y evitaremos cometer errores funcionales o errores técnicos que nos pueden arruinar la web antes de salir o hacer el mantenimiento de la misma inviable. Por ejemplo, si queremos que nuestra web pueda verse desde cualquier dispositivo el cms tiene que ofrecer diseño responsive en su frontend. O si nuestra base de datos es oracle, no vamos a elegir un cms que no rinde al 100% con ésta.
  • Tenemos que tener experiencia en el cms. Hay conceptos que se tienen que tener claros y que no se aprenden de un día para otro: contenido, etiqueta, categoría, metadato, palabras clave, etc… La teoría o el “Hello World” no es lo mismo que la práctica real.

3. Especificar qué requisitos no cubre el cms elegido. Si el cms que mejor se adapta a nuestras necesidades no cubre el 100% de nuestros requisitos podemos hacer dos cosas.

  • Revisar si nuestros requisitos se pueden adaptar/modificar a lo que nos ofrece el cms sin perder valor para nuestro negocio. La idea es evitar meternos en desarrollo o alteraciones del cms. Los cms, y en general los productos software, se basan en la experiencia y necesidades de muchos usuarios, estos cms evolucionan y se adaptan a las tendencias. Si queremos montar una tienda online tomemos un cms para hacer tiendas online, los conceptos y funcionalidades que nos ofrecen seguro que nos sirven, no intentemos reinventar la rueda y definir flujos u operaciones complejas o muy personalizadas si realmente no son necesarias.
  • Desarrollar software para cubrir aquellos requisitos que no cubra el cms. Si no podemos adaptar los requisitos, entonces tendremos que desarrollar de manera no intrusiva en el cms usando extensiones que permitan no alterar el núcleo para que podamos actualizarlo a las siguientes versiones.

4. Estar en continua escucha activa en las comunidades de cms sobre las nuevas versiones que se liberan, funcionalidades, bugs, etc. Hay una comunidad detrás de cada cms que va analizando las necesidades de los usuarios y lo van evolucionando adaptándose a estas nuevas tendencias. La escucha activa es un trabajo innato en todo buen profesional del marketing online, requiere de tiempo y dedicación, porque no queremos que nuestra web se quede atrás, ¿verdad?

Tipos de CMS

A continuación mostramos un ejemplo de los cms de software libre más populares según el tipo de web que queremos obtener:

  • Blog: WordPress, Blogger.
  • CMS / Portal: WordPress, Liferay, Drupal, Joomla, Opencms.
  • eCommerce: Prestashop, WordPress, Magento.

Que los cms sean de software libre no quiere decir que sean gratuitos. Hay cms que presentan opciones de pago que ofrecen una versión de cms más estable, módulos más potentes, con otras funcionalidades e incluso asistencia técnica. Lo que hay que saber es valorar si ese coste o inversión merece la pena.

Una vez identificados los objetivos, requisitos y el cms, podremos empezar a construir la web. Y para construirla hay que realizar una serie de tareas como son: compra de dominio, contratación o compra del servidor, instalación y configuración del cms, elección de la plantilla de diseño gráfico o tema, definición de la navegación, SEO, analítica web y medición de tráfico, newsletters, SMO, pruebas, etc.

Tu primo te puede hacer la Web, pero ten en cuenta que corres el riesgo de que el producto no cumpla lo que necesitas y que si hay algún problema estás sólo, ya que los cms de software libre gratuitos no tienen ningún soporte técnico fuera de los foros de cada comunidad de cms. Con las recomendaciones anteriores y teniendo en cuenta que es muy importante conocer el cms, tener experiencia en él, no alterar su software, estar en continua escucha activa, … está en tu mano hacerlo con tu primo o con una empresa profesional en la que delegar tu presencia en Internet y a la que acudir si hay algún problema o si quieres adaptarte a las nuevas tendencias.

¿Conoces a no profesionales que hacen Webs? ¿Tienes experiencias buenas o malas? ¿Confiarías en un principiante no profesional para la reforma de tu casa?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Diseño Web Corporativa
Email Marketing
Elena Gordillo Polo
Responsable Analítica Web en inventtatte
Project Manager, PMP, Consultora TI – Marketing Online e Ingeniera de Telecomunicación.
Elena Gordillo Polo on GoogleElena Gordillo Polo on LinkedinElena Gordillo Polo on Twitter
Shares
Share This