En el post sobre como crear una campaña de emailing (I) estuvimos viendo la importancia de integrar el emailing e nuestra campaña de marketing online y las distintas partes que componen un correo electrónico.

Ahora vamos a continuar diferenciando los tipos de emailing existentes. ¡Comenzamos!

Tipos de emailing

  • Email marketing: es el correo electrónico clásico, tienen la obligación de captar la atención del destinatario para animarle a abrir el correo y aceptar seguir recibiendo notificaciones periódicas por parte de la empresa. A este proceso se le conoce como opt-in. Se diferencia del email de notificación en que el cliente recibe el correo independientemente de la acción que ejecute el cliente. Un ejemplo de este tipo podría ser el envío de un newsletter informativo mensual.
  • Email de notificación: su misión es comunicar a los destinatarios los eventos que se han producido o se producirán según sus elecciones a la hora de actuar. Un ejemplo de este tipo de email muy esclarecedor son las notificaciones de “Fulanito ha retwitteado uno de tus tweets” o un email empresarial felicitándote por tu cumpleaños.
  • Email transaccional: son los correos electrónicos que se envían prácticamente al instante después de una interacción por parte del destinatario. La inmediatez de envío de este correo es esencial, pues en la mayoría de los casos se utiliza para satisfacer las necesidades del cliente. Un ejemplo podría ser la confirmación del pago realizado de una compra o un vuelo pendiente que no has terminado de comprar.

Frecuencia de envío

Tienes que tener en cuenta que hoy en día sufrimos una saturación publicitaria a gran escala, por lo que tus clientes reciben decenas de correos similares al tuyo. En este caso la creatividad y elegir correctamente la hora de envío son primordiales para el éxito de tu campaña de emailing. Algunas pautas que debes seguir son las siguientes:

  • A primera hora de la mañana siempre serás el primero o de los primeros,  por lo que el destinatario siempre estará más descansado y será más receptivo a leerlo.
  • Establecer una frecuencia más o menos periódica. Un envío semanal y no dejar pasar más de un mes para volver a mandar un email siempre suele tener muy buena acogida. Aumentar la frecuencia no te va a dar un mayor alcance ni va a hacer que la tasa de apertura sea mayor.
  • Los mejores días para enviar una campaña de emailing suelen ser los martes y los jueves, ya que los usuarios no tienen que revisar el correo tras el fin de semana ni están planificándolo, o directamente ya tienen la mente en el mismo. Claro que esto depende también de tu sector y de tu producto o servicio.

Análisis y medición

Es una parte sumamente importante para el éxito de tu campaña de emailing. Para ello deberás segmentar correctamente a tu público, enviar tests de prueba y estudiar sus intereses teniendo en cuenta a qué tipo de correos son más receptivos y a que hora los abren. También deberás realizar pruebas y comprobaciones acerca de la cantidad de email enviados. Algunos conceptos que debes tener claros y que te ayudarán en el proceso de medición son:

  • Tasa de recepción: es el porcentaje de correos que los destinatarios han recibido. Seguro que alguna vez te ha pasado que al enviar un correo a un amigo te lo han devuelto casi al instante como “mail failure”.
  • Tasa de apertura: es el porcentaje de correos abiertos por el destinatario. Ten en cuenta que solamente cerca del 20% de los emails que se envían son abiertos, por lo que es imprescindible que el asunto del correo sea lo suficientemente atractivo para que incite a abrir el correo. Recuerda que en el post anterior tienes información acerca de cómo redactar un buen título para tu email.
  • Tasa de rebote: es el porcentaje de correos que han sido abiertos pero sin interactuar, provocando la salida inmediata del mismo. Puede estar originado por diversos motivos como la saturación del mensaje, el diseño, fallo de programación del email, etc. Tu misión es reducir esta porcentaje todo lo posible.
  • Tasa de click: es el porcentaje de los correos abiertos que han recibido clics en los enlaces del mismo. Ten en cuenta que únicamente el 3,29% de los email son clickeados, por lo que es importante realizar comprobaciones sobre cuáles funcionan mejor.

Herramientas utilizadas para el envío de una campaña de emailing

Sé que tienes una necesidad imperante de utilizar Outlook. Olvídalo. De verdad. Es el error más usual a la hora de enviar una campaña de emailing, pero ten en cuenta que solamente puedes enviar correos en HTML, con imágenes adjuntas (y por tanto, no podrán ver los destinatarios de un primer vistazo, y que además pueden no superar los filtros anti-spam) y no tiene capacidad para analizar y medir tu campaña.

Ten en cuenta también que los enlaces del email convienen que estén integrados con Google Analytics, ya que es una herramienta indispensable para conocer el tráfico que ha recibido ese enlace.

Una vez dicho esto existen gran cantidad de gestores de correo que pueden ayudarte, algunos de las más usuales son:

  • Mailchimp: si tienes una base de datos de menos de 2.000 suscriptores y envías menos de 12.000 correos en un mes es totalmente gratis. Aún así ten en cuenta que si tu tasa de rebote o muchos clientes te han catalogado de spam te banearán la cuenta.
  • GraphicMail: herramienta que ofrece una pre-header o pre-cabecera automática muy interesante, en la que incluye una información resumida sobre el correo en sí.

Otras herramientas que puedes utilizar y te recomendamos son Email Brain o Campaign Monitor.

¿Has enviado alguna vez una campaña de emailing? ¿Te animas a enviar una? ¿Nos cuentas cual es tu experiencia?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Email Marketing
Google Adwords
Juan Jiménez-Castellanos Carmona
Colaborador en inventtatte