San Valentín es el día de los enamorados, pero, si lo haces bien, también pueden enamorarse de tu marca. Aprovechar días como este es esencial para promocionar tus productos o impulsar las ventas. Se trata de encontrar aquello que vincule tu empresa con el evento y potenciarlo al máximo. Una habitación con un decorado especial en los hoteles, una oferta en una cena romántica en restaurantes, una colección de ropa para parejas en una tienda de moda o un billete de ida y vuelta con dos por uno en agencias de viajes. Estos son solo algunos ejemplos de como negocios de diferentes áreas pueden adaptar sus servicios a este día tan especial y sacar partido de ello.

Dale un toque romántico

Para diseñar una campaña de San Valentín, primero hay que darle un toque romántico a la marca. La estética es fundamental para promocionar tu empresa y este catorce de febrero es una ocasión estupenda para trabajarla. Rediseñar tus espacios webs o tus perfiles en redes sociales para darles ese estilo más sentimental te ayudará a crear un ambiente festivo que estimule la interacción y el consumo. No olvides adaptar tu newsletter a este diseño para promocionar y recordar las novedades de la campaña. No se trata solo de usar corazones y tonos rojos, sino de encontrar lo que hace que tus productos puedan compartirse. Para ello, muchas empresas ponen en venta packs, cestas o vales que no están disponibles el resto del año. Esto hace que los usuarios lo conciban como una oportunidad única y se incremente la compra.

Promociona tu marca

Otro de los recursos más utilizados y que mejor funciona es la “landing page” o página de aterrizaje. Es la página web a la que se redirige a los usuarios a través de las campañas, ya esté pensada específicamente para ello o no. Si decides crear un espacio propio para los productos o servicios de la campaña de San Valentín, estarás actuando de forma directa sobre el consumidor facilitando su visualización y compra. A esto se puede sumar el uso de “banners” pensados especialmente para San Valentín con las mejores ofertas de la campaña.

Recuerda que las compras también pueden servir para incitar a otras. Para crear un vínculo con tus clientes y fomentar una interacción futura solo tienes que ofrecerles la oportunidad. En muchas ocasiones te preguntarás cómo hacer que tus clientes vuelvan a consumir y la respuesta es más sencilla de lo que parece. Además de ofrecer un producto de calidad que provoque cierta satisfacción, es importante dar a los consumidores una ventaja por el hecho de serlo. ¿Cómo se hace? Muchas empresas apuestan por regalar vales descuento con determinadas compras. Si esto se hace con los productos de una campaña concreta, se puede incentivar la compra de otros que no pertenezcan a ella. Otro recurso para incentivar estas compras, es ajustar los envíos. Cuando se trata de regalos hay quienes esperan hasta el último momento para hacerse con ellos, lo que puede suponer una oportunidad de negocio. Posibilitar la recepción entre veinticuatro o cuarenta y ocho horas o el reparto en sábados y domingos pueden ser unas herramientas útiles para aprovechar las compras de última hora.

¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!

 

Paula Guerrero León
Periodista en inventtatte
Locutora de radio y podcast y amante de los animales.
Shares
Share This