Resulta irónico que en la era de la comunicación la falta de ella sea una realidad y la que provoca un buen número de problemas que encontramos en nuestro día a día. En el ámbito empresarial, los expertos señalan que “un 60 % de los problemas empresariales son consecuencia de una mala comunicación”.

¿A qué se pueden deber los problemas de comunicación?

 

A veces es complejo determinarlo, pero en muchos casos la diferencia radica entre decir y comunicar. Ambos conceptos son parecidos pero no son lo mismo.

Se pueden decir muchas cosas pero las que interiorizamos son las que nos han comunicado, las que nos han llegado, por así decirlo. Este ejemplo se ve muy claro en la profesión periodística, en la que se habla de “buen comunicador” cuando estamos ante un profesional que no sólo cuenta la noticia sino que te la transmite.

Trasladándolo al ámbito empresarial la comunicación es un aspecto fundamental para el buen funcionamiento de la empresa, como ya hemos destacado. De hecho, puede ser el aspecto determinante que lleve a una empresa hacia el éxito o al fracaso.

 

A veces, las empresas realizan grandes inversiones en sistemas de comunicación, ya sean telemáticos, telefónicos, software a medida… pero lo que hace que falle la comunicación generalmente suele ser la falta de bidireccionalidad, ya que si esta no existe, no puede decirse que haya comunicación. Además, puede darse dentro de la empresa (comunicación interna) lo que demuestra poca cercanía entre las jerarquías y a veces una realidad distorsionada de lo que ocurre en la empresa, puesto que la información llega a través de intermediarios, dando lugar a los rumores.

En este sentido, un papel muy importante lo tienen los líderes puesto que la comunicación es una cualidad con la que deben contar o, en su defecto, trabajar. La comunicación es una cualidad de los líderes resilientes, como ya destacábamos en el post ‘Identifica a un líder resiliente en 4 pasos‘. Y es que si existe una comunicación interna sana y eficiente en la empresa la externa irá rodada. Cuando hablamos de comunicación externa lo hacemos refiriéndonos a la relación con nuestros clientes y aunque no lo creáis, una mala comunicación interna hace que la externa se resienta.

 

Por eso, os animamos a fomentar la comunicación invitandoos a mostrar las opiniones sin miedos, a escucharlas y a tenerlas en cuenta tanto dentro como fuera de la empresa. En este caso, seguro que estáis pensando en vuestras redes sociales. Efectivamente, las redes sociales son una buena herramienta de comunicación con nuestros actuales y potenciales clientes, por eso gestos como dar respuesta a sus comentarios, compartir sus opiniones… en definitiva gestionar adecuadamente la comunidad, favorecerá la buena comunicación y, por tanto, esa bidireccionalidad de la que hablábamos con nuestros clientes. Las redes sociales también son un buen medio para trasmitir a nuestros clientes que existe una buena comunicación entre la plantilla de la empresa, compartiendo con ellos iniciativas que pongáis en marcha o incluso dando voz a vuestros trabajadores. Es un modo de haceros cercanos y humanizar vuestra imagen de marca. Además es un aspecto que los clientes suelen valorar.

 

¿Cómo consideras que es la comunicación en tu empresa? ¿Es la comunicación una de tus cualidades? ¿Qué importancia crees que tiene la comunicación con nuestros clientes?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Diseño Web Corporativa
Analítica Web
Anabel Mora
Social Media en inventtatte
Profesional de la comunicación institucional y corporativa. Lo que no se cuenta, no existe.
Anabel Mora on Linkedin
Shares
Share This