En los tiempos de crisis que corren es necesario más que nunca destacar entre la competencia, hacer que el público objetivo conozca tu negocio y empezar a aumentar tu facturación.

Y para ello, ¿Qué mejor que una campaña de publicidad para conseguirlo? Pues todo depende, por ejemplo, según el presupuesto que tengas te puedes plantear hacer unos panfletos, un anuncio en alguna revista local, o si tienes un presupuesto más elevado incluso podrás optar por anuncios en la prensa o en la radio. Nosotros además te vamos a contar la posibilidad de anunciarte en Google de manera eficaz y relevante para que también te lo plantees como una opción.

La efectividad de la publicidad convencional

Hace algunas semanas iba conduciendo y escuché un anuncio en la radio de un taller de mecánica. El anuncio en sí estaba bien, y hacía lo que tenía que hacer: transmitir un mensaje que no pasara desapercibido. A raíz de haber escuchado el mismo anuncio varias veces a lo largo de la semana pensé, ¿Cuánto les habrá costado el anuncio en la radio?, ¿Cuántos clientes nuevos habrá obtenido el anunciante gracias a él? , ¿Realmente la campaña les habrá resultado rentable? La finalidad del anuncio era claramente captar clientes nuevos, así que la regla que tienes que aplicar para saber si es rentable es la siguiente: “Coste adquisición cliente nuevo = Coste total campaña / Clientes nuevos”

Un anuncio ha de ser relevante

El anuncio se trataba de un taller en un pueblo a 10 km de Sevilla. En la radio te escucha todo el mundo, no solamente las personas que viven en un radio de distancia a 10-15 km de tu negocio. En mi caso, por ejemplo, desde donde resido hasta el taller mecánico hay más de 40 km. He escuchado varias veces el anuncio y sin embargo ni me planteo llevar el coche allí, no porque el taller sea malo o porque no me fíe, sino porque para mi no es relevante.

La efectividad del anuncio depende mucho de lo relevante que es para las personas que lo escuchen o vean. En este caso, el anuncio sólo es relevante para la minoría de los oyentes, y por lo tanto el anunciante esta perdiendo mucho dinero que podría haber invertido en otras cosas.

La nueva era de la publicidad digital

Hoy en día, ¿A qué medio acudimos para encontrar un sitio o buscar información referente a algo? A Internet, y más en concreto a Google. Con el boom de los smartphones estamos conectados prácticamente las 24 horas de los 7 días de la semana, tenemos una fuente de información al alcance de nuestra mano que nunca cierra.

Anunciarte en Google: eficaz y relevante

El funcionamiento de Google es muy sencillo: “Presentar los resultados más relevantes posibles a lo que está buscando el usuario”. Estos resultados Google los presenta en una página llamada SERP (Search Engine Results Page) cuya estructura es la siguiente:

  • En la parte superior se suelen mostrar hasta 3 entradas que son anuncios, los identificamos porque están marcados con una etiqueta “Anuncio” de color.
  • Debajo de estos tres anuncios están los resultados normales de la búsqueda, también llamados resultados orgánicos.
  • En el lateral derecho por lo general también suelen aparecer más anuncios.
  • E incluso, a veces, por debajo de los resultados normales también hay más anuncios.

Volviendo al ejemplo del taller de mecánica, que se encontraba a 10 km de Sevilla, si alguien buscase “Taller de confianza Sevilla” ¿a que sería interesante para el taller tener un anuncio posicionado entre estos 3 primeros resultados?

Pero esto no es todo, lo realmente interesante de anunciarte en Google es que tú mismo puedes decidir cuándo sale tu anuncio y cuándo no en función del texto de búsqueda, el horario de la búsqueda o la ubicación física de la persona que ha realizado la búsqueda.

Vamos a ver algunos ejemplos de búsquedas en Google, supongamos que tenemos una clínica dental en Córdoba.

  • Caso 1. Texto de búsqueda: “Tratamiento ortodoncia Madrid”. Ubicación usuario: “Madrid”. Lo más seguro es que a esta persona no le interese nuestro anuncio ya que estamos ubicados en Córdoba y lo que está buscando es clínicas dentales en Madrid. Por lo tanto, decidimos que cuando el texto de búsqueda contenga “Madrid” o la ubicación del usuario es Madrid que no salga nuestro anuncio.
  • Caso 2. Texto de búsqueda: “Tratamiento ortodoncia”. Ubicación usuario: “Córdoba”. Dado que el usuario está buscando hacerse un tratamiento de ortodoncia y éste está ubicado en Córdoba, seguramente nuestro anuncio sí le puede resultar interesante, por lo tanto se lo mostramos.

Y lo mejor de todo, ¡Solamente pagas si el usuario realmente hace clic en tu anuncio!

¿Cuánto cuesta anunciarse en Google?

Las posiciones en las SERPs de Google reservadas para anuncios se “venden” con cada búsqueda según una puja. Es decir, si hay más empresas cuyo anuncio también se puede mostrar como resultado relevante al usuario que realiza la búsqueda, tienes que competir en una puja con esas empresas para decidir qué anuncio es el que se le muestra al usuario en la SERPs.

Vamos a explicarlo con un ejemplo. Consideramos que sólo hay dos empresas compitiendo, aunque en la realidad seguramente habrá algunas más, ambas partes han de decidir cuál es el precio más alto que están dispuestos a pagar por un clic en su anuncio.

  • Empresa A: €0,20
  • Empresa B: €0,21

En este caso ganaría la puja empresa B. En la práctica es algo más complejo, ya que además del precio máximo dispuesto a pagar, también influye un factor que es la calidad de tus anuncios. Esto y mucho más lo veremos en el siguiente post dedicado a Google Adwords.

¿Quieres que te echemos una mano con tus anuncios en Google? ¿No estás seguro si funcionaría para tu negocio? ¿Cuál es tu experiencia con Google Adwords?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Google Adwords
Redes Sociales
Pieter Temmerman
Consultor SEM en inventtatte
Ingeniero Informático, CEO en Gastroiberico, Experto en Cloud Computing, Google Adwords y Google Analytics.
Shares
Share This