El concepto de marketing estratégico gana mucha fuerza en la actualidad debido a que es fundamental para el éxito de las empresas y organizaciones, sobre todo a medio y largo plazo, de modo que conocerlo y saber aplicarlo es vital para tu negocio. Con este post pretendemos que aprendas los aspectos básicos del marketing estratégico.

El marketing estratégico ¿en qué consiste?

El marketing estratégico pone como base de la planificación estratégica el conocimiento de las oportunidades de mercado, enfatizando a los consumidores y estudiando muy de cerca a la competencia. Así, el marketing estratégico se aleja del producto en sí para centrarse en la solución o valor añadido que el producto aporta al consumidor.

A la hora de valorar las oportunidades de mercado, es fundamental conocer la evolución y tendencia del mismo y tener muy claro el ámbito de actividad en el que se mueve la empresa, así como aquellos ámbitos en los que debe estar y en los que no tiene que estar.

Los consumidores son otro de los factores clave a tener muy en cuenta en el marketing estratégico y la mejor manera de conocerlos y tratarlos es mediante un proceso de segmentación, agrupándolos en función de distintas variables de manera homogénea y asegurando una fácil diferenciación con respecto a otros grupos de consumidores.

Conocer en profundidad a la competencia es también fundamental para lograr un buen marketing estratégico. Analizar la evolución, objetivo, ventajas y desventajas, etc. de nuestros competidores nos ayudan a crear un mapa bastante exacto de dónde nos movemos y qué debemos hacer al respecto.

El uso de redes sociales en el marketing estratégico.

La proliferación de las redes sociales y las distintas funcionalidades de éstas, ayudan mucho a la hora de establecer un buen marketing estratégico porque facilitan bastantes labores como la de segmentación del público objetivo o el conocimiento de la competencia.

A la hora de segmentar a nuestros consumidores las diversas redes sociales nos aportan datos como la edad media del consumidor (en función de la red social que utilice), el sexo, contexto geográfico e incluso el estado civil. Además, en algunas redes sociales como Google Plus o Facebook existen comunidades y grupos establecidos en torno a temáticas, muy útiles para planificar nuestra estrategia de acción.

Conocer a la competencia, asimismo, nunca fue tan fácil. Podemos seguir las páginas y perfiles de nuestros competidores de manera rápida y sencilla y así comprender de primera mano tanto sus estrategias como su interacción con su público, así como lo que le funciona y lo que no.

Por supuesto, el marketing estratégico puede recurrir también a redes sociales para lograr una mayor difusión de contenidos y productos, conseguir incrementar nuestro número de seguidores, lograr conectar con influencers, etc.

Lo que está claro es que no diseñar un buen plan de marketing estratégico es un error hoy en día y, mediante redes sociales y una serie de herramientas, analizar nuestro mercado y todos los aspectos que nos interesan se convierte en una tarea más sencilla y factible.

Ahora cuéntanos ¿Crees que el marketing estratégico es útil? ¿Has creado alguna vez un plan de marketing estratégico? ¿Qué redes sociales o herramientas utilizas para implementarlo?

Servicios de Marketing Online que te pueden interesar:

Redes Sociales
SEO
Rosa Cortes García
Colaborador en inventtatte
Periodista y Community Manager. Adicta a la cultura y peligrosamente friki.