Facebook

Tras el confinamiento por el COVID-19, a todos nos suena eso de la “transformación digital de la empresa” pero lo que nadie nos dice es cómo debemos hacerla, nosotros lo vamos a hacer. Vamos a explicarte qué tienes que hacer para culminarla con éxito.

Pero antes vamos a aclarar algunos aspectos que son básicos:

¿Qué eso de la transformación digital? ¿En qué consiste?

En sentido estricto, por transformación digital podemos entender la implementación y aplicación de las nuevas tecnologías en las distintas áreas de negocio de una empresa con el objetivo de mejorar y actualizar de cara al mercado los objetivos de la empresa.

Entonces, ¿Si compro dos o tres ordenadores, instalo un ERP que trabaje en la nube y monto una centralita virtual ya he realizado la transformación digital de mi empresa?

La respuesta es rotundamente no. Además de la adquisición de un software y un hardware, los cambios que hay que realizar van a la esencia de la empresa. Se trata de optimizar procesos, cambiar la mentalidad multinivel de trabajadores y directivos. Hablamos de transformar no de adquirir únicamente nuevas herramientas.

Con la transformación digital de nuestra empresa, lo que estamos haciendo es utilizar la tecnología disponible para ser más productivos, más rentables, más competitivos y ofrecer al cliente el producto que busca y de la forma en la que lo busca. En esencia, estamos preparando a nuestra empresa para ser viable y prepararlo para afrontar de manera satisfactoria los cambios que los distintos momentos económicos y sociales nos plantean.

“Amazon llega a todo el mundo y vende todo tipo de productos. No tenemos el potencial de Amazon pero podemos disponer de las mismas herramientas para entrar en un mercado asumible a nuestra escala de negocio.”

Veamos ahora las ventajas que puede tener para tu empresa realizar correctamente el proceso de transformación digital.

Algunas de ellas ya las hemos enunciado, pero las vamos a enumerar:

  • Fomenta la mejora continua en los procesos de la empresa.
  • Hace que los distintos departamentos trabajen de manera colaborativa.
  • Potencia la comunicación interna.
  • Hace que tengamos mejor disposición al cambio, es decir, ahora podemos afrontarlo más rápido y con más garantías de éxito.
  • Favorece la implantación y explotación del big-data.
  • Mejora la atención al cliente y potencia el valor de la marca.
  • Amplía la visibilidad de tu negocio.

¿Pero, la transformación tiene algún inconveniente? Sí, los tiene, pero el propio proceso de transformación es capaz de detectarlos y solucionarlos. Te enumeramos algunos de los inconvenientes:

  • La resistencia al cambio.
  • La oportunidad del momento y los ladrones de tiempo. El día a día.
  • Pensar que la inversión es alta.
  • La falta de visión estratégica.

“Tengamos presente que invertir en transformación digital es invertir en incrementar nuestro mercado además de mejorar la forma en la que trabajamos”.

Covid-19 y transformación digital.

Al habernos confinado junto a nuestro negocio en esta pandemia, se ha puesto en evidencia la falta de transformación digital que tenemos en nuestras empresas. Sin embargo, volviendo al ejemplo de Amazon,  este ha seguido vendiendo y distribuyendo sus productos con total normalidad, ¿Por qué? La respuesta es simple, dispone de herramientas para que los productos que oferta lleguen al domicilio de sus usuarios. Puedes estar pensando que no eres Amazon,  es cierto. A pesar de ello, puedes disponer de la misma estructura tecnológica y de distribución, por ejemplo, si mi comercio dispone de una tienda online, resulta que puedo seguir vendiendo mis productos, y además, de paso, si quiero amplío mi mercado. Pero claro, para eso antes he tenido que llevar a cabo la transformación digital de mi negocio.

Ahora todos queremos tener una tienda online en dos días, queremos saber gestionarla y queremos tener herramientas para teletrabajar.

¿Ves? Ya vas por detrás de tu competencia. ¡Inicia ya la transformación digital de tu empresa! Que no te vuelva a pillar otra pandemia o crisis económica, ten capacidad para anticiparte y adaptarte.

Pregúntanos, haciendo click aquí,  y te ayudamos a recuperar el tiempo que has perdido.

Ahora que ya sabemos todo esto ¿cómo debo hacerla? Es sencillo y para ello lo mejor es empezar la casa por los cimientos. Una de las primeras cosas que debes preguntarte es si puedes hacerla con recursos propios. Si es así, entonces adelante, ¿no puedes? Entonces, contrata a una empresa que se encargue de ella, va a ser la mejor opción y te vas a quitar muchos quebraderos de la cabeza. En inventtatte somos expertos y podemos ayudarte, si quieres más información haz click aquí.

Después pregúntate si quieres salir de tu zona de confort.

Por último, piensa que el equipo de expertos que contrates para realizar la transformación van a entrar a analizar y transformar los procesos de producción de tu empresa y a detectar qué aspectos son susceptibles de tecnificarse y de mejorar.

Crea un calendario de implementación de las mejoras tecnológicas y forma tus empleados.

Por último, recuerda que cuando hayas finalizado el proceso de transformación digital de tu empresa habrás comenzado a orientar tu modelo de negocio al cliente, habrás aprendido a realizar planes estratégicos y a resolver contingencias con facilidad, habrás cambiado tu modo de atención al cliente. Habrás optimizado tus procesos de producción y no habrá pandemia que pueda con tu empresa.

Mónica Moreno García
Ingeniera Informática, CEO en inventtatte, Experta en Business Intelligence, Community Manager y por si fuese poco, madre de dos personitas maravillosas.
Mónica Moreno García on FacebookMónica Moreno García on GoogleMónica Moreno García on InstagramMónica Moreno García on LinkedinMónica Moreno García on Twitter
Shares
Share This